Nosotros

Nosotros

Somos una Empresa multifamiliar con objetivos claros, honestos y de vanguardia, tratando de dar lo mejor en el servicio turístico de la zona de Paracas, Dpto. de Ica, lugar de nacimiento de mis padres y el mío propio. Nuestra agencia de Viajes Ballestas Travel se formó hace 6 décadas con un sentimiento grupal, alegre y festivo, por tener una gran marinero y conocedor de la zona que nos orientó nos supo educar en el mar y nos apoya en la actualidad en todo el soporte a nuestras embarcaciones Nos iniciamos con una pequeña barca de madera, remos, botiquín de 1ros auxilios y un motor de 60HP, al paso del tiempo con más aplomo, mayor conocimiento del mar y mayor respeto también, Cambiamos a una pequeña flota de deslizadores todos propios con una calidad y confort ideal para aventurarse en el mar de 40 asientos cada una, chalecos unipersonales y motores fuera de borda de 200HP, siendo la satisfacción de todos el ver la confianza de todos nuestros clientes hacia nuestro trabajo.

Visión

Ser reconocidos por Agencias de Turismo receptivo a nivel Internacional, cosa que lo estamos logrando poco a poco, el poner el mejor empeño en lo que hacemos, es lo que nos demuestra la satisfacción de todos nuestros clientes.

Misión

Promover el turismo en todos sus ámbitos, social, escolar y receptivo, respetando la política y costumbre de cada turista como ente prioritario a través de un excelente servicio de calidad y confort con el detalle y exigencia que se merece cualquier cliente que nos visita.
Playa en la reserva de Paracas
Hábitat de lobos marinos en las Islas ballestas
Pasajeros en la Embarcación
Muelle, lugar de Inicio

“Siempre he sabido que la naturaleza provee al que lo merece, a quién se esfuerza por trabajar Y, sobre todo recompensa a quién sabe hacer que su disposición valga su esfuerzo y entrega.

Recuerdo que todo comenzó al ver a mi amada esposa, a mis hijos y visionar el futuro que tenía Por delante para ellos. La necesidad mía de verlos exitosos y felices me llevó a pensar ¿Qué puedo hacer? Y la respuesta me la concedió el sabio tiempo.

No fue hasta que por casualidad de la vida, un día, cuando comenzaba mis labores de pescador, Me interceptó una pareja de extranjeros. Fue grande la sorpresa que sentí cuando me Conversaron e interrogaron por la bahía y sus secretos. Miré a mi querido mar y fruncí el ceño extrañado. Para mí ese paisaje era cotidiano y normal. Era como el oxígeno : Parte de mí. Recuerdo que en mi mente brotó el pensamiento “estas personas deseaban conocer parte de mi alma” y la realidad es que la idea me encantó. El interés que mostraron fue muy genuino, por lo que me ofrecí con mucha alegría a enseñárselos.

Ver Más