Islas Ballestas

Leucocarbo_bougainvillii,_Islas_Ballestas_2

Visita las Islas Ballestas

Las islas Ballestas son tres islas pequeñas, ubicadas en el Pacífico, frente al balneario de Paracas, Ballestas Norte, Ballestas Centro y Ballestas Sur; cada una tiene un área aproximada de 0.12 Km². Se le conoce también como “las islas Galápagos de los pobres”, pero las islas son tan impresionantes como para ser consideras como "el mini-Galápagos de Perú.

Los territorios de las Islas Ballestas son parte de la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras del Perú, es decir, son un área natural protegida cuyo principal objetivo es mantener una muestra representativa de la diversidad biológica de los ecosistemas marino costeros del mar frío de la corriente de Humboldt, así como garantizar su aprovechamiento sostenible de los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos.

 
Para acceder a las Islas Ballestas, se debe llegar hasta el balneario de Paracas, desde donde salen paseos en lanchas que por lo general dura 2 horas, normalmente las lanchas comienzan a salir a las 8 am. Desde el muelle de El Chaco y dependen de las condiciones meteorológicas.
El trayecto desde Paracas a las islas se realiza en los barcos turísticos de lujo que navegan sobre las aguas claras en dirección hacia las islas, haciendo una primera parada en la parte norte de la península de Paracas en el famoso "Candelabro", un geoglifo prehistórico con 600 pies de altura sobre la ladera de una montaña de arena. Este se ubica a un lado de la colina costera y su origen aún no está muy claro, ya que las teorías sugieren que fue utilizado por los piratas como una guía náutica.
Después de pasar el Candelabro, se pueden observar en el horizonte las Islas Ballestas. Este es un lugar en el que se puede encontrar una diversidad de fauna marina con especies como: el cormorán guanay, piquero patiazul, el pingüino de Humboldt en peligro de extinción y lobos marinos enormes. En el mar también existe una variedad de especies de peces como el lenguado, toyo blanco, el bonito, tramboyos, meros, pampanitos, corvinas, lornas, chitas, así como delfines, tortugas, moluscos como el pulpo, calamares, almejas y crustáceos como cangrejos púrpura y el muy-muy.
Esporádicamente se pueden divisar en las aguas marinas a la ballena jorobada, el bufeo y el delfín oscuro.

Las islas se constituyen en el refugio de dos variedades de lobos marinos, lobo fino o de dos pelos y el lobo chusco o de un pelo. Estas especies realmente sólo tienen dos depredadores: las orcas y tiburones, pero estos no viven en las aguas de Paracas.
Durante su visita no se extrañe si un lobo marino se acerca hasta las lanchas y realiza algún espectáculo para sus visitantes. Los lobos marinos son también responsables de un espectáculo de sonido único, con sus gritos que forman eco alrededor de las paredes y cuevas de las islas que crea un efecto de un coro que rodea 360 grados, una experiencia auditiva única. Pero no se preocupe, los lobos marinos son inofensivos, su población en las islas aumenta dramáticamente en los meses de verano (enero a marzo), que corresponde a la temporada de apareamiento y nacimiento de crías.
Para aquellos que son más amantes de las aves, les tenemos una gran noticia: algunas islas tienen colonias de hasta 600.000 aves que vuelan dentro y fuera. Es todo un espectáculo!
Sin embargo, a los visitantes no se les permite desembarcar ni lanzarse al mar, en un esfuerzo por preservar la integridad ecológica de la zona, aunque se puede observar bastante desde el barco. Incluso se puede ver mamíferos acuáticos como las ballenas y los delfines, dependiendo de la temporada en la que las visite.
Al llegar a las islas, las lanchas recorrerán éstas muy cerca de la orilla con la idea poder ver el espectáculo de grandes colonias de aves guaneras, pingüinos y lobos marinos en su medio ambiente natural.
Alguno de los hoteles en Paracas de mayor categoría, ofrecen el servicio de visita a las islas en privado y embarcan sus pasajeros en los muelles del hotel. En cuanto al clima, usualmente se garantiza una mañana soleada durante el recorrido por las Islas Ballestas.
Ahora que ya sabes sobre todas las maravillas que puedes ver en las Islas Ballestas, no esperes más tiempo y contáctanos para llevarte a conocer este espectacular destino.